Por mi raza hablarán los “memes”


La teoría del meme. Pareceré un auténtico loco. Loco y tres cuartos para algunos. Otros que ni me van. Lo cierto es que los llamados “memes” (de aquí en adelante no le pondré comillas) excitan a los millones de usuarios/usuarias (benevolencia pura) de las redes sociales en la internet. Para algunos entelectuales del parnaso mexicano que aún no entran en contacto con las nuevas tecnologías de la comunicación visceral, es decir, las redes sociales, un meme ha de ser algo incomprensible. Benditos sean.

Desde luego que atreverse a definir qué es un meme también representa un acto de herejía a la razón, aunque para los fines prácticos de este texto de no más de 620 palabras, describiré de qué modo funcionan, principalmente en redes sociales como el Facebook.

Cuando de banalizar la existencia (entendamos realidad actual, presente inexorable, chinga diaria) se trata, los usuarios de las redes sociales se pintan solitos. Para tales fines los memes son el principal vehículo transgresor (¿deberé poner comillas?) compuestos principalmente de una imagen con algún referente directo a la cultura donde se manifiesta, y acompañado necesariamente de una leyenda o enunciado brevísimo que va en sentido inverso a lo que visualmente se expresa.

La intención, a bote pronto, pareciera ser lúdica. Como si el objetivo fuera causar gracia haciendo mofa de algún acontecimiento pasado o actual, personaje contemporáneo o histórico. Aunque también hay otras memes más elaboradas, inteligentes, y con personajes de ficción creados expresamente para un meme.

En internet (y me refiero a las redes sociales) en cuanto aparece un meme, comienza a replicarse una y otra vez. Cada usuario lo comparte múltiples veces, celebrando la genialidad y lo chistoso que pueden resultar. Un ejemplo claro lo vimos semanas atrás, cuando pocas horas después de la captura del Chapo Guzmán, comenzaron a circular memes de todo tipo, incluyendo una del presidente de México, confundiendo al Chapo con el Chepo, ex entrenador de la Selección Nacional.

El constante bombardeo de estas imágenes cargadas de humor soso y en ocasiones mezquino (he visto memes burlándose de las víctimas de la pederastia, por ejemplo) impactan negativamente en los millones de ávidos usuarios de internet, quienes embelesados por la “gracia” y “genialidad” de los memes, enfocan la atención en puntos insubstanciales de cualquier suceso, dejando a un lado el análisis de lo que la pantalla de la computadora, tablet o celular, nos presentan.

Sucede entonces una trivialización consuetudinaria de lo que acontece ya sea a nivel mundial o local, en lo público o lo privado. Se traslada nuestra pasividad de usuarios de internet a la vida misma, en nuestras relaciones personales, imposibilitados de hallar un interés genuino por lo que sucede fuera de nosotros.

No tardará mucho en que las campañas políticas hagan uso de estos memes. En ese umbral de confusión e incertidumbre, millones de personas emitirán sus votos como si se tratara de dar un “like” o un “me gusta” a cualquier comentario en Facebook.

Vamos a la ficción. Imagínese que las nuevas tecnologías se hubieran desarrollado durante el porfiriato. Que a las pocas horas de que Francisco I. Madero diera a conocer el Plan de San Luis convocando al pueblo mexicano para levantarse en armas contra Porfirio Díaz, las huestes porfiristas hubieran diseñado un meme donde apareciera la imagen de Madero junto a una leyenda que dijera “ay si, ay si, tomemos las armas”.

Nada se hubiera tomado en serio. La bola sería un grupo de millones de internautas riendo de las ocurrencias de los grupos porfiristas y compadeciéndose del señor Madero. Cómodamente sentados –en verdad los visualizo– muy cómodamente sentados, con el orondo culo apoltronado en el sofá, frente a la computadora, dándole vida a esa narrativa de la infamia, en plena postrimería de 1910.

Anuncios

¿Qué piensas? Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s