Incipiente, ignota democracia

28 oct

democracia-mafalda1Los parámetros de la política han mutado. Ninguna ideología queda ya –si es que alguna vez la hubo– detrás de los actuales partidos. Por lo tanto las campañas en tiempos de elección se han convertido en verdaderas estrategias de marketing y comercio, lo visual ante todo. Se venden imagen y eslóganes controvertidos, pero no ideas ni argumentos. Es fácil llegar al electorado cuando el neoliberalismo (esta palabra tan desgastada ya) ha propiciado esta dinámica de consumir, consumir, consumir…

Una sociedad que consume todo lo que le pongan enfrente. Día del amor, de la madre, del padre, del hijo, de la concubina, (ni qué decir de la droga) y estoy seguro que, si se improvisara un día del pederasta, en ese automatismo del consumo, también sería celebrado. Es paradójico que la clase media, en ese afán de comprar para tener y ser alguien en la vida, tenga que gastar el poco sueldo que le ofrece su trabajo. Es una idea que por supuesto, también le han vendido (esta de consumir como locos) y que ha asimilado en lo más hondo de sus frustraciones y desencantos.

Ofrécele, entonces, al e/lector, un candidato digno del consumo. Una nueva especie de caudillismo mediático, herencia maldita de aquellas primeras dos décadas del siglo XX. Los candidatos de los primeros años de este XXI han plagado (y sobre todo pagado) televisión, radio y prensa escrita. Internet, ni qué decir. En las mismas redes sociales como el Facebook se anuncian como si la candidatura se tratase de la venta de un auto o un reloj.

Cuántos millones tirados a la basura. ¿Por qué en vez de incrementar los impuestos o recortarle a la Educación (como si lo primero no bastara), no miran los recursos que cada partido tiene a su disposición, inmensas cantidades de dinero destinadas a seguir solventando este círculo vicioso que se han empeñado en llamar DEMOCRACIA?

Jesús, María y José: al joven Tejada ya se le subió el azúcar o la bilis al cerebro y las orejas. Sólo falta que ahora escriba que desde hace más de seis décadas que la democracia ha sido puro cuento, vil estafa para mantener en el poder a unos cuantos, que eso de la transición en aquel mítico 2000 (la llegada del PAN sin que se fueran los que mandan) fue una prueba infalible de que la democracia en México era cosa segura.

Y corren los días entre las protestas del SME, los dimes y diretes en la Cámara de Diputados, Senadores que bostezan en su curul, políticos e intelectuales que se preparan para el Concierto de la Pirámide (no nos confundamos con aquella otra), recortes obscenos al presupuesto, un 1% extra a los impuestos que no saben a otra cosa que a democracia con lo mismo. Una vez más.

Como si emergieran de las inexistentes alcantarillas de la ciudad, de pronto en cada esquina, aparece, ya sea un hombre, ya sea una mujer, un niño o un discapacitado, pero piden monedas porque el trabajo, el hambre, la crisis. En cada esquina sin chistar estarán esperando mientras en San Lázaro, qué solemnes, qué elegantes, que bien vestidos están los señores diputados.

Qué bonita democracia. Y pensar que hay tantos que esperan el 2010 para cambiar sus vidas. Supongo que esperan fervorosos las celebraciones patrias del Centenario de la Revolución con todo y las cananas puestas.

Manuel J. Tejada Loría

27 de octubre de 2009

About these ads

¿Qué piensas? Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: